Según cifras del SAG, el ataque de perros en la ganadería, es responsables del 50 por ciento de las muertes de crías de fauna silvestre en el país, de la muerte de 57 mil cabezas de ovino y pérdidas de más de 12 millones de dólares al año en la pequeña, mediana y gran ganadería.

En Puerto Varas, desde hace años, los pequeños y medianos agricultores ven con preocupación la incidencia de este fenómeno que merma sus ingresos y por esta razón, el municipio puertovarino, a través de la Oficina de Desarrollo Rural, convocó a una serie de instituciones para diagnosticar a fondo y proponer medidas que ayuden a mitigar las pérdidas que año a año se producen por el ataque de perros en el mundo rural.

Al final de la jornada, los participantes coincidieron en la importancia de denunciar los casos ante carabineros o fiscalía y también la de incorporar perros de pastoreo, ya sean de raza o mestizos que puedan defender al ganado del ataque de animales silvestres o domésticos.

La tercera propuesta apunta a modificar la legislación, ya que según el alcalde Ramón Bahamonde, la Ley Cholito obliga a los municipios su aplicación, sin la entrega de recursos, ni menos aún, atribuciones. “Ojalá los parlamentarios de la zona estuviesen en estas conversaciones, porque allí tomarían conciencia de lo que significa el daño de hacer leyes alejadas de la realidad, endosando la responsabilidad a los municipios sin financiamiento. Eso debe conocerlo el parlamento y el estado para ayudar a la agricultura” dijo el jefe comunal.

Además la autoridad comunal lamentó que las pérdidas que ocasionan los perros en la ganadería no se consideren dentro de la legislación. “Son doce millones de dólares en pérdidas y quién la paga, la pagan los pequeños, medianos y grandes agricultores, eso nunca es devuelto a quienes se han dado el esfuerzo para generar tanta mano de obra en beneficio del desarrollo del país” dijo.

La instancia fue agradecida por los agricultores, toda vez que conocieron propuestas de solución y la importancia de realizar las denuncias ante la justicia y carabineros para enfrentar de mejor manera este tema. Así lo indicó Eduardo Schwerter, presidente de Agrollanquihue.

Es un problema que nos afecta desde hace mucho tiempo, hemos querido enfrentarlo y no se han dado los espacios, por eso celebramos esta iniciativa de la municipalidad de Puerto Varas porque es importante conocer la realidad en los campos, el ataque severo de estos perros asilvestrados o con dueño conocidos sin tenencia responsable. Por tanto es necesario buscar soluciones, como hacer la denuncia a carabineros, porque todo suma a las estadísticas y desde esa instancia jurídica se puede enfrentar de mejor manera”.

Una de las causas del ataque de perros en la ganadería, expresó el dirigente de los agricultores, es la tenencia irresponsable de perros. “Eso es lo que hay cambiar, el dueño de un perro debe ser responsable de los hechos de su perro si es que este no está bien cuidado” finalizó.

Propuestas

Durante la jornada convocada por el municipio puertovarino, INDAP presentó un programa que se lleva a cabo en Quinchao, acerca de la incorporación de perros de pastoreo en la ganadería. Estos perros podrían ser de raza, que resultan caros de mantener para una agricultores con menos de 50 ovejas o mediante la crianza de perros mestizos que sería aplicable para la pequeña ganadería.

Claudia Cherrington, ejecutiva del área Puerto Montt de INDAP explica cómo sería el proceso. “A través de los proyectos de inversión podríamos financiar la adquisición de estos perros, pero si teniendo en consideración tener un mínimo de 50 ovejas, porque adquirirlo y mantener esos perros no es barato. Se podría optar con trabajar con perros mestizos que no tiene mayor costo. Se ha tenido buena experiencia en el área de Quinchao y pudiéramos hacer algo acá con algunos agricultores de aquí en Puerto Varas”.

Por otro lado, el abogado asistente de la fiscalía puertovarina Jorge Carrera y el abogado de Agrollanquihue Juan Cristobal Grunwald, explicaron la necesidad de denunciar los hechos a carabineros o  fiscalía, para perseguir penalmente el ataque de perros, fomentando así la tenencia responsable en zonas rurales. También los juristas indicaron la posibilidad de cursar demandas civiles a los dueños de perros que atacan sus rebaños para lograr reparar los daños que provoca la tenencia irresponsable.

Todas estas aristas fueron destacadas por el encargado de la Oficina Municipal de Desarrollo Rural del municipio puertovarino, Juan Andrés Aburto, que anunció que, desde ahora, se abocará a promover estas propuestas e impulsar el programa de tenencia responsable, mediante el Centro Veterinario Municipal, en sectores rurales de la comuna.

“El CVM Tiene soluciones concretas –dijo Aburto- como esterilización, identificación mediante implante de chips y desparasitación en operativos locales y también más adelante con la Clínica Móvil en zonas rurales. Ahí queremos abarcar sectores como las Colonias, Ensenada, Ralún, Cayetúe y eso lo haremos durante el año”.

El encargado municipal del área rural agregó que además de la acción que lleva a cabo el municipio mediante el Centro Veterinario Municipal, hay diversas políticas que podrían aplicarse en la comuna, como la de INDAP, con  incorporación de perros de pastoreo o también subsidios para levantar cercos perimetrales en los predios, todas, iniciativas que se trabajarán en conjunto con los agricultores, INDAP y el municipio finalizó.