Previendo todo tipo de inconvenientes, el municipio de Puerto Varas instaló un generador de energía para mantener en funcionamiento el pozo profundo que abastece de agua potable a la localidad, en caso de falla del suministro eléctrico.

Todo, gracias a una inversión cercana a los siete millones de pesos realizada por la administración comunal, que encabeza el alcalde Ramón Bahamonde, que permitirá el funcionamiento del pozo que abastece de agua potable al sector, aun cuando no haya energía eléctrica para el funcionamiento de las bombas elevadoras.

 

Esta iniciativa favorecerá a la comunidad escolar de la Escuela Ricardo Roth, a los pacientes y funcionarios de la Posta Rural y a las familias del sector, que, a contar de este año, se abastecen de agua potable de manera permanente desde aquella fuente del vital elemento.

 

La medida previene posibles cortes del suministro eléctrico en caso de alguna emergencia que la pudiera provocar, indicó José Luis Rojas, encargado de Saneamiento Sanitario de la Ilustre Municipalidad de Puerto Varas. “El motor generador nos va a permitir que las familias tengan agua cuando no haya electricidad, ya que el motor se activa y sigue funcionando” dijo Rojas.

Además, la comunidad de Petrohué cuenta con un estanque de 20 mil litros de agua potable, que permite abastecer la escuela, la posta y los hogares, sin necesidad de energía eléctrica, al menos por 48 horas aproximadamente, lo que aumenta a varios días más con el generador.

El pozo cuenta con una profundidad de 70 metros y se encuentra en pleno funcionamiento desde este año, abasteciendo del vital elemento de manera permanente a vecinos y vecinas de Petrohué.