El Jardín Infantil y Sala Cuna Heidi es un ejemplo de acción conjunta entre la comunidad y el municipio puertovarino para el funcionamiento del segundo punto limpio que más materiales recibe en Puerto Varas.

Papel, cartones, vidrio, botellas de plástico, latas o metales, son parte de los residuos que recibe el establecimiento en sus cinco contenedores donados por el municipio que, además, capacitó intensivamente al personal, padres y apoderados de los niños. ¿El resultado? El segundo punto limpio más importante de la comuna, dado el volumen de materiales que recibe y que se dispone en el de calle Pío Nono para depositarlo hacia su destino final.

La encargada de reciclaje en el establecimiento es la Técnico en Párvulo Rosa Fernández, que destacó la disposición colaborativa del municipio hacia su proyecto. “Ellos nos apoyaron con los contenedores y capacitaron al personal docente y las familias. Nosotros empezamos a reciclar de manera particular hasta que nos acercamos a la municipalidad y conversamos con la encargada y ella nos guio para lograr un mejor Punto Limpio” dijo.

Fernández agregó que “es muy bueno porque estamos creando conciencia en las familias y creando hábitos en los niños y niñas, que es lo más importante para cuidar nuestro medioambiente” finalizó.

El objetivo final del Jardín Infantil Heidi es certificarse ambientalmente y para aquello cuenta entre su red de apoyo al municipio y al Colegio Puerto Varas, que implementó un invernadero que ya da sus primeros frutos, entre otras instituciones que colaboran y aportan a la formación ambiental de los pequeños y sus familias. 

Puntos comunitarios de reciclaje

Como con el Jardín Heidi, el municipio puertovarino ha colaborado con otras catorce comunidades educativas y juntas de vecinos para implementar puntos limpios comunitarios, donde el Departamento de Medioambiente aporta contenedores, capacitación y retiro de elementos y los vecinos, la gestión, mantenimiento y seguridad del reciclaje.

Un trabajo colaborativo que el gobierno comunal lacustre espera extender al mayor número de organizaciones y para ello la encargada de la unidad de educación ambiental, Paloma Caruso, realiza charlas en colegios y juntas de vecinos para promover estos puntos de reciclaje por toda la comuna.

Cuando la junta de vecinos -informó Caruso- no puede acceder por sus propios medios a los contenedores, nosotros los donamos. A todos se les hace charlas cuando demuestran interés y a todas se les ofrece el retiro del vidrio. Esto ya lo trabajamos con la junta de vecinos Arboletto y la comunidad los Graneros de Puerto Varas y el resto de los colegios” dijo la encargada.  

Por eso, añadió que “invitamos a las comunidades educativas y también a las juntas de vecinos a acercarse al departamento de medioambiente, porque si quieren tener un punto limpio como el del jardín Heidi y hacerse cargo y trabajar en conjunto en pos del medioambiente, nosotros estamos ciento por ciento dispuestos a apoyarlos”.

Reciclaje abierto a la comunidad

La idea es que el reciclaje que realizan los establecimientos educacionales y las juntas de vecinos se abran a la comunidad y para que resulte de manera óptima, es necesario hacerse responsable de la adecuada disposición de los elementos, limpiando, separando y organizando la entrega a su destino final.

“Esa es la idea -dijo Paloma Caruso- siempre y cuando se cumpla con las pequeñas exigencias que se hacen en el reciclaje. Porque es una cadena de conciencia, donde el primer eslabón y el más importante es la gente, ya que si no entregan el material como corresponde no se puede seguir en la cadena, no se va a recibir en el punto limpio porque el destino final tampoco lo aceptará”.

Las quince organizaciones que participan en el programa de educación ambiental del municipio, implementando sus propios puntos limpios, son las juntas de vecinos Arboletto y Los Graneros de Puerto Varas.

A ellos se suman los colegios Ricardo Roth, Epson de Ensenada, Colonia Río Sur, Hardy Minte, La Península y Cristo Rey de Rollizo. Además de las escuelas, también rurales, Las Camelias de Ralún el Este, Santa María, Línea Cruzada, del sector La Vega y los colegios Terravida, Puerto Varas y la mencionado y exitosa experiencia del Jardín Infantil Heidi.

Cabe mencionar que además de estos quince proyectos comunitarios, el municipio cuenta con el Punto Limpio de calle Pío Nono, que recibe materiales (que deben estar adecuadamente dispuestos, limpios y separados) para reciclaje los viernes de 8:30 a 17:00 horas. Para mayor información, se pueden contactar con la encargada, Paloma Caruso al mail pcaruso@ptovaras o al fono 09 44706153.